Tu pensión

By madeinmobile   |  

agosto 10, 2015   |  

Blog   |  

No Comments

Home / Blog / Tu pensión

Tu pensión

Tu pensión

Cuando toco este tema con amigos, algunos se enfadan y claman que si es como lo predigo, quemarán las calles. Si no las has quemado con veinte ni con treinta, no creo que vayas a hacerlo con setenta u ochenta.

Las pensiones se basan en una fórmula matemática sencilla, una parte de lo que deberías cobrar cada mes, se va a una bolsa gestionada por el estado para que cuando no puedas trabajar, puedas seguir cobrando.

Y esto es muy preocupante por:

1) El estado es un pésimo gestor de dinero (salvo excepciones como el estado chileno que ha privatizado la gestión) y un gran especialista en dilapidar y gastar sin medida.

2) Los políticos no están cualificados para invertir correctamente tu dinero.

3) Tu bolsa, que debería estar esperando a que te jubiles, se está empleando para pagar las actuales pensiones.

4) Si no hay trabajadores, no hay pensionistas. Y si miras a la pirámide poblacional, te darás cuenta que salvo algún milagro como la fundación de dos Apple y tres Google en España, el descubrimiento de reservas de silicio, oro, cobre… no hay ni va a haber en España una cantidad suficiente de trabajadores como mantener a todos los pensionistas que en veinte o treinta años demandemos nuestra pensión.

5) La tecnología puede mitigar el impacto de unas pensiones que sean la mitad del dinero que se percibe hoy. Los avances en salud preventiva, la transformación hacia una economía colaborativa, las nuevas fuentes de energía, el cambio de un modelo capitalista de posesión a uno de uso razonable y las innovaciones aplicadas a la producción de alimentos, van a hacer que vivir y consumir sea más barato y eficiente. Esta es la buena noticia.

Algunos consejos relacionados con el momento de tu jubilación:

1) Invierte tus ahorros identificando los sectores que crecen. No estarías cuerdo si invirtieses en minería del carbón por ejemplo. Si no estás seguro, pon tus ahorros en manos de expertos (un experto no es el director de la sucursal del banco con el que trabajes).

2) No te fíes de los políticos ni del estado, esté en manos de quien esté, y toma tus propias decisiones. Parece obvio que la credibilidad de los políticos está en mínimos, aún así, retírales tu confianza.

3) Cuestiona el modelo actual. Si trabajas con contrato, quizá puedes plantearte renunciar a garantías y facturar a tu empresa como autónomo. Esto aumentará el neto que ingresas cada mes; podrás descontarte los gastos asociados a tu actividad y gestionar tus ahorros para crear reservas para cubrirte en caso de desempleo o de jubilación. Mejor hacerlo tú a que te lo gestione el estado. Tanto la sanidad como la educación de tus hijos (y la tuya) están cubiertas igualmente si trabajas como autónomo como si lo haces por cuenta ajena.

4) Créete lo que ves. El coche que se conduce solo, el móvil en la muñeca, la realidad virtual, la velocidad a la que se ha descubierto la vacuna de ébola, los alimentos comestibles producidos con impresoras 3D, las cotizaciones en bolsa de Apple o Google, cómo las personas que conoces hacen comentarios en Tripadvisor, tus amigos alquilando las habitaciones que les sobran a los turistas y piensa las consecuencias de que esto crezca y se popularice. Por ejemplo; si observas que tus amigos comparten sus coches en plataformas como Blablacar, no es difícil pensar en las consecuencias para las empresas de autobuses o incluso para las empresas de seguros o las que fabrican los coches.

5) No todo en la misma cesta. Si decides empezar a facturar por tus servicios, quizá puedas encontrar actividades complementarias, dar clase, cuidar jardines, dar consejos, pasear perros, arreglar bicicletas, escribir, hacer fotos… La diversificación hará que tu riesgo disminuya. En internet encontrarás cientos de nuevas profesiones, herramientas para formarte gratuitamente en ellas y demanda de servicios de personas que están dispuestas a pagarte por tu tiempo y por tus habilidades. Uno de los sectores más amenazados por la tecnología, la innovación y las máquinas, son los trabajos tal y como los conocemos. Y recuerda que “la innovación avanza sí o sí”.

Siento que leas esto estando de vacaciones, pero es cuándo se piensa desde la distancia y mejor se planifica. Que las disfrutes.

@sixtoarias

Choose To Share :-  

Leave a reply