El próximo ordenador eres tú

By Webmaster   |  

abril 19, 2016   |  

Blog   |  

No Comments

Home / Blog / El próximo ordenador eres tú

El próximo ordenador eres tú

Sinceramente espero que esto se calme un poco. Va rápido, muy rápido aunque te dé la impresión de que en tu oficina todo siga igual que hace cinco años.

Las cerveceras controlan que los bares no pinchen barriles de cerveza que no son la de su marca, las alarmas tienen vías de conexión paralelas para que no funcionen los inhibidores, nuestros amigos de  Epicenter Stockholm, liderados por Ola Ahlvarsson, llevan injertados en sus manos chips para reconocimiento biométrico y acceder a zonas dentro de su edificio en el centro de Estocolmo.

En silencio, como ocurren las grandes sorpresas, así viene como un tsunami el internet de las cosas.

The Valley Business School acaba de estrenar hace una semana el primer  curso sobre #IoT y la primera promoción terminará el curso con una visión completa de las máquinas que aprenden solas, robótica, sensores, inteligencia artificial, smart data, smart cities, smart cars, smart humans y preparados para aplicarlo al día siguiente, aproximadamente a mediados del verano.  Javier es su director y tengo la suerte de contarme entre sus alumnos.

Las maquinas invaden nuestras vidas, nuestras ciudades, coches, casas, ropa y tu cuerpo.  Será por dentro con sensores y nanotecnología o por fuera como este ejemplo de Exmachina. Todavía pierden partidos de ping pong contra nosotros, pero es cuestión de horas, de días, de semanas, no más.

Tú eres el próximo ordenador, el próximo iPad, el próximo reloj inteligente. Tu piel es una pantalla, tu voz un teclado y tu cerebro un disco duro. Tu nariz, tu boca y tus ojos son puertos de entrada de datos, millones de datos por segundo, 300 Peta bytes para ser exactos.

No alcanzo a ver las consecuencias para nuestro estilo de vida, pero te voy a contar una reunión de hace tres semanas en Helsinki. Se trataba de una empresa que robotizaba trabajos cotidianos. Se habían especializado en salud y concretamente en hospitales. En doce horas analizaban los trabajos y funciones robotizables, en menos de veinticuatro horas te decían cuantos trabajadores eran sustibuibles por máquinas. Es la primera vez que he tenido problemas de conciencia en mi trabajo. Marc Vidal escribía recientemente este post recomendable, sobre su visión de un mundo automatizado.

Les dije, en España no se puede prescindir del 30% de tu equipo de la noche a la mañana. Me respondieron, no es necesario prescindir de ellos. Si una enfermera tiene que dejar de escribir informes, puede dedicar más tiempo a cuidar a los pacientes. Visto así…

Pero hay muchas otras profesiones que no cuidan pacientes, y entonces ¿qué?

El día 19 de mayo participaré en el evento Zincshower y el título de la ponencia será el mismo que el de este post. Más información aquí; www.zincshower.com

@sixtoarias

Choose To Share :-  

Leave a reply